Nuestra Misión

Los derechos humanos son universales; no terminan en las fronteras. Miembros de la Federación Internacional por la Justicia en China (FIJC) unidos en el propósito común de promover la dignidad y los derechos fundamentales de todos en China, para expresar nuestra humanidad en común, y para ser la voz de los que no pueden hablar por sí mismos-una voz para los oprimidos y las víctimas de los conflictos y las injusticias.

La FIJC agrupa a organizaciones no gubernamentales, asociaciones e individuos.

La FIJC ante todo busca exponer los actos de persecución por parte del regimen comunista chino que viola los derechos humanos y la propia constitución china.

Muchas personas alrededor del mundo están profundamente preocupadas por la falta de mejora en la situación de los derechos humanos en China. A pesar de las promesas explícitas formuladas por funcionarios del gobierno chino en 2001, el régimen no ha tomado serias medidas para expandir los derechos fundamentales y la libertad.

La FIJC trata de defender y hacer cumplir los derechos fundamentales del hombre en China, para sostener la promesa del régimen chino de mejorar los derechos humanos, y para salvaguardar y garantizar la dignidad de todas las vidas.

Nos centramos en China debido a que el régimen comunista ha perdido su brújula moral, se ha colocado a sí mismo como el más alto poder, como el árbitro del bien y el mal: de acuerdo con lo que el Partido Comunista Chino (PCCh) cree correcto. Por esta deformada definición, colocar cualquier cosa antes que el Partido, incluyendo un poder superior, la verdad, o incluso la justicia está mal. De esta manera, el PCCh se ha colocado a sí mismo en una posición donde no se puede corregir. Necesita ayuda externa para hacerlo.

La FIJC trata de hacer el mejor uso de la información que ha obtenido hábilmente y verificado sistemáticamente. Esta información es importante, no sólo para sensibilizar a la sociedad nacional e internacional, sino también para apoyar la labor de las víctimas y los defensores de los derechos humanos en el terreno de los hechos.

El respeto por la libertad de expresión y la creación son fundamentales. Lamentablemente en China, la creciente movilización de la sociedad civil por los derechos humanos se ha encontrado con una intensa represión hacia aquellos que buscan justicia. La FIJC apoya y protege a los defensores de los derechos humanos y la justicia y moviliza a la comunidad internacional a reconocer su importancia.

La FIJC utiliza todos los mecanismos a nivel regional, nacional, e internacional con que puede luchar contra la impunidad del PCCh con el fin de garantizar los derechos de las víctimas a la verdad, la justicia y la reparación. La FIJC se asocia con los medios de comunicación para ayudar a los pueblos del mundo a comprender la verdad de la situación y habla a los gobiernos y las organizaciones no gubernamentales con el fin de salvar a las víctimas.

La FIJC tiene su sede en París. La Declaración de la "Fédération Internationale pour la Justicia en Chine" (en Español "Federación Internacional por la Justicia en China") fue presentada en París, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 5 en el acto del 1 de julio de 1901, y en el artículo 1 de su Decreto de aplicación del 16 de agosto de 1901.

*   *   *   *   *   *   *   *   *

Nota: La FIJC comprende varias asociaciones. Sus nombres, datos y otras informaciones están voluntariamente ocultas con el fin de protegerlas, asi como a los miembros de las diferentes asociaciones de la FIJC de los ataques y actos de violencia ilegales llevados a cabo por el PCC y sus agentes secretos en el interior y el exterior de China continental.