Mujer de 72 años pierde la vista después de ser torturada por su fe

Jack Phillips / 14.01.2017

Una anciana fue severamente torturada en una instalación en el sur de China y perdió su vista en el proceso.

Wu Yangzhen, de 72 años, fue detenida y torturada por presentar denuncias penales contra el ex líder del partido comunista chino Jiang Zemin por perseguir a los practicantes de Falun Gong desde julio de 1999.

El año pasado, se informó que hasta 1,5 millones de prisioneros de conciencia, la mayoría de ellos practicantes de Falun Gong, podrían haber sido asesinados por sus órganos en una red estatal de hospitales para abastecer la creciente industria china de trasplantes de órganos durante los últimos 16 años .

En noviembre, Wu fue sacada de su casa en el distrito de Tianhe, provincia de Guangdong, para presentar quejas contra Jiang. Los funcionarios la llevaron a un “centro de lavado de cerebro” en Guangzhou, donde fue detenida durante unas tres semanas, según Minghui.org, un centro de información de primera mano sobre la persecución de Falun Gong. Más comúnmente llamado Falun Dafa, es una tradicional práctica espiritual china que implica ejercicios de movimiento lento y vivir según las enseñanzas basadas en los principios centrales de verdad, compasión y tolerancia.

“Wu ha sido arrestada y detenida muchas veces como resultado de la persecución en los últimos 16 años”, según el informe de Minghui, además fue detenida en varias instalaciones para lavado de cerebro y también en centros de detención. También estuvo año y medio en un campo de trabajos forzados para mujeres.

Cuando Wu fue llevada al Centro de Lavado de Cerebro de Huangpu, “fue continuamente vigilada por dos miembros del personal y privada de necesidades diarias como pasta de dientes, jabón y champú”.

Más tarde, fue torturada por el personal, quienes le ataron sus piernas en posición cruzada con una cuerda. “Wu tuvo que soportar extremo dolor. A las 4:00 de la mañana siguiente, su visión era borrosa. Para ese entonces ya habían detenido la tortura”, dijo el informe.

Ella fue revisada por los médicos, quienes encontraron que su ojo derecho “ya estaba ciego” y la visión en el izquierdo estaba dañado, agregó el informe.

Los funcionarios la liberaron el 21 de noviembre, pero su vista no se ha recuperado.

El informe señaló que otra anciana que también practicaba Falun Gong, llamada Xu Huizhu, fue detenida en el mismo centro de lavado de cerebro. Murió pocos días después de sufrir tortura allí.